Ministros de la Palabra de Dios

Proclaman la Palabra de Dios durante las liturgias de la iglesia. Personas interesadas son preparadas por medio de un taller en la parroquia o por la arquidiócesis.